lunes, 5 de marzo de 2018


Voluntariado.


 Lo que más me  gusta.
Este es mi segundo año como monitora del campamento de las Hijas del Patrocinio de Marìa, lo que más me gusta de participar en esta actividad es el contacto que se tiene con los jóvenes monitores, los niños que esperan con ilusión el verano, las personas del pueblo que nos conocen y nos apoyan y las hermanas que nos abren sus puertas año tras año.

Nos  preparamos… y somos diferentes.

Tres días hemos compartido monitores guiados por el equipo directivo del campamento, hemos  hecho de todo…decoración, nos hemos unido en oración, hemos reído, cantado, bailado, comido, dormido y despertado juntos. Porque ser monitor Hpm es más que acompañar niños en verano, es poner a Cristo como centro y guía y andar de la Mano de Nuestra Madre María seguros de que estamos para servir.

Y el grupo…

Este año hay monitores antiguos y nuevos lo que nos permite enriquecernos con la experiencia y la novedad, estoy segura de que en la “niña” de Helena hay grande ideas y en Laura G hay dinámica para rato... es un grupo diverso y grande de corazón.
Es  maravilloso ver soñar, crear y disfrutar haciéndolo, porque son sus días los que regalan, elijen pasar con nosotros y con los niños y están dispuestos a convivir, y a creer que a partir  de entrar por la puerta el primer día, ya no seremos  del siglo XXI, viajamos a la edad media para hacernos pequeños, tal cual nos quiere nuestro Rey.
Las hermanas  y  laicos.

Andreina, Vivi, Yolanda y Maricarmen son cuatro hermanas jóvenes que nos guían con cariño y nos forman en confianza, emociones, hermandad y oración. Son las que van soñando cada año  con ilusión de niño y corazón creyente de que el campamento es un espacio creado para brindar Amor, sonrisas, aceptación, esperanza y sobre todo dar a conocer el Reino.
 Es la buena noticia la que los niños quieren escuchar, es la Palabra nuestra arma y corazones contritos nuestro motor.
Josemi, Ángela, Manolo son tres laicos que hacen parte del equipo directivo y que desde sus dones nos hacen ser un campa único. El campamento HPM diseña sus propios logos, recrea todo de acuerdo a la temática, sigue un hilo conductor, canta sus propios himnos y crea familia.
Sé que se me escapan cantidad de cosas del campamento  y de todos los que lo hacen posible,  pero,  también sé que  él importante   sabe todo y ve con buenos ojos nuestros proyectos.

¡Muchas gracias por este fin de semana!




1 comentario:

  1. A mí hermana pequeña decirle con el corazón que aunque no se ha dado cuenta, ella es equipo directivo. Me ha encantado tus últimos escritos. Me duermo con una gran sonrisa.

    ResponderEliminar

Testimonio. Los días 3 y 4 de mayo he tenido la gran oportunidad de compartir mi testimonio vocacional con los jóvenes de primero a  cu...