domingo, 31 de diciembre de 2017

este es el ultimo día. 
Este es el último día del año 2017, hoy es un día ideal para repasar con la mirada y el pensamiento momentos que el año  me deja, son tantas las experiencias que he tenido la oportunidad de vivir, son muchas las gracias que tengo que dar, y, muchas las ilusiones que voy sembrando y llevando para el 2018.
La imagen puede contener: una persona, sonriendo, montaña, exterior y naturalezaLa imagen puede contener: una persona, primer planoLa imagen puede contener: una o varias personas, niño(a) y exteriorLa imagen puede contener: 10 personas, personas sonriendo, personas de pie e interiorLa imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo, personas sentadasLa imagen puede contener: 6 personas, personas sonriendo, personas de pie e interior

Lo primero que quiero buscar en este año es TU presencia Señor, en cada día de los 365 que me diste la fuerza, el aire y el amor de levantarme a vivir, soy consciente que algunos de estos días no los he aprovechado tanto como debiere, reconozco también que otros estuve ciega ante ti, y otros te viví sin condiciones. Desde la hora que suena mi alarma cada mañana hasta el momento en que apago la luz de mi habitación y cierro los ojos has estado ahí, cada segundo, unas veces en el aire, en el calor y también en el frió, otras en las personas que me rodean, en el metro, en la capilla, en el comedor…en  todo,solo que aveces no me doy cuenta de que estás ahí.




Desde el principio del año empecé con expectativas, ganas de comerme el mundo, pensando que la gasolina duraría para rato, conforme el tiempo iba avanzando y yo me esforzaba por dar mas y mas, me iba olvidando de tu presencia cotidiana y cercana, ¡pero!, siempre están esos pequeños toques de ternura que  me daban  un empujón  y me revivían, me nutrían  y me  sacaban  de la monotonía en la que peligrosamente iba cayendo. 


Los empujones,   me los dan esas  manos invisibles que están pendientes  aun cuando no lo supe,  me dieron  detalles, me corrigen con Amor y  con carácter, se  dan cuenta de todo lo que hago, como diaria yo no pierden ni media, me escriben  sin que les  escribas primero,  buscan siempre la forma de acompañarme en el camino de la  vida;  con Amor están en lo bueno y también en lo no tan bueno, son invisiblemente visibles.
Haz estado Señor en cuanto te he permitido, se que con paciencia me cuidas y velas por mis ilusiones, te importo, te siento, y, mi vida tiene muchísimo sentido desde que me hice consciente de ti.
Ha sido un buen año 2017 , me siento tranquila porque  vas con nosotros, que venga el 2018 que lo espero con nuevas ilusiones.







Quería dejaros estas tres  palabras que me salen del alma y de la imaginación respecto a una posible definición personal  de las Hijas del Patrocinio de Marìa, me las inspiro  una hada F.R.

Creo en hadas y princesas, en las de carne y hueso que comienza su día cada mañana cuando todavía es de noche, siempre son amables, acogedoras y dispuestas, algunas se les escucha toser una distancia antes de que lleguen, otras ponen sus toques secretos en páginas de Amor, las  sonrientes y curadoras van cantando por los parques de las dubas esperando atraer otras mujeres que crean en la magia del verdadero Amor, existen también las que guisan delicioso y con sus comidas nutren de alegría las manos unidas de princesas que dejan su vestido cada mañana en la percha para irse a vivir el mundo y la realidad de verdad.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Testimonio. Los días 3 y 4 de mayo he tenido la gran oportunidad de compartir mi testimonio vocacional con los jóvenes de primero a  cu...