domingo, 12 de noviembre de 2017

La virgen del Patrocinio.


Hoy en el día de la Patrona de Nuestra Congregación, Nuestra Madre del Patrocinio, hemos vivido en nuestra comunidad de Madrid, un ambiente de fraternidad y cariño. Ya desde el comienzo de la semana se empezaron a sentir los primeros calores de su manto, comenzamos a ensayar los cantos, preparamos un triduo desde el miércoles y en los colegios los niños y profesores celebraron entre la alegría de las donas y el entusiasmo de la solidaridad.
Me ha gustado mucho el viernes en la mañana a la entrada del colegio, todos saludaban mostrando su bolsa con los productos no perecederos para las personas pobres, algunos niños los  olvidaron y con mucha insistencia hacían regresar a sus padres para traer los alimentos a los que lo necesitan. También me ha llamado la atención la eucaristía, un momento de solemnidad y respeto que los niños vivieron con verdadera autenticidad, unos estudiantes ordenados, cantando, participando en las ofrendas , intentado atender al sacerdote y convencidos de que la Virgen es lo más importante en este día.
Los padres que entraron  a tomar chocolate con dulces, encantados de la vida por poder pasar de la puerta, compartieron con los niños que al final de la mañana repletos regresaron a sus casas, lo mejor fue que las chuches iban en gran cantidad en sus pequeñas mochilas, seguro que  para ellos fue un día estupendo.
Los profes también celebraron reunidos como familia numerosa al  rededor de la gran mesa, con pescado, dulces y café recordaron que el cariño es lo que más  hace familia y que la Madre que tenemos todos en  común nos cuida cada día.
Bueno, y que puedo decir de mi casa, mi comunidad, hemos visitado el Museo Arqueológico Nacional, en una tarde hemos recorrido muchos pasillos llenos de historia  y sabiduría, un realismo impresionante y mucho que aprender, pasamos juntas, como hermanas, como amigas, al final del día,   al abrir un cancionero, Sor Antonia  empezó a recordar las canciones de la Virgen de los años atrás y durante un rato ellas viajaron a su tiempo de formación y yo pude ver con emoción la alegría y motivación que las hace religiosas hijas del Patrocinio de María.

1 comentario:

  1. Yo también he celebrado el día del Patrocinio, pero este año de otra manera, que no menos importante. Doy gracias a Dios por María que nos protege en todo momento y circunstancias.

    ResponderEliminar

Convivencia  de  novicios. Crecimiento personal y maduración vocacional , así fue  el titulo de la convivencia a la que asi...