lunes, 5 de febrero de 2018

Apostolado en el comedor del Patrocinio.

Justo a las 12:30 tomo mi bata blanca bordada con mi nombre y bajo al -1 de mi casa donde están los pequeños entrando al servicio y  sentándose para  comer.
Los Platos están puestos, los cubiertos tocados y retocados por los niños que van entrando al salón donde están puestas 4 filas de a 5 mesas cada una.
Lo primero que hay que hacer es llamar la atención de los 55 niños con un golpe del caso indicando que es la hora de poner orden y subir la mano derecha arriba para bendecir la mesa, todos, a veces unánimes, otras, no tanto comienzan a repetir:
” Te damos gracias Señor por los alimentos que vamos a tomar y por la Señora que los ha preparado. Amén”



Paso siguiente,  Sor Encarnación, Mayra, Ana y yo nos disponemos a tomar una sopera y  servir el primer plato, los niños están afanosos  de saber que toca hoy, el plato favorito son los macarrones con tomate, desde los pequeños de 3 años hasta los de 5 años toman la cuchara y comienzan a comer, eso no garantiza que terminaran solos, pero sí que saben comer solos, solo que a veces es mejor dejarse mimar.


En medio de la faena de ir y venir, recorrer toda la sala, consolando los más pequeños que quieren irse con su madre, otros que traen muchos caprichos en la forma de comer, los enfermos, los que devuelven, los que se hacen pis en la silla, los que se dejan escapar otras cosas, los que…, siempre hay una cosa buena que sacar, a mi particularmente me da alegría escuchar  “Carolina” para que acuda a ellos, o ver que  al llegar sor Encarnación  salen los más pequeños a abrazarla como si no la hubieran visto en muchos días.

 A veces es un ruido inmenso, se van desesperando los más rápidos esperando a los que mastican a modo tortuga y me preguntan ¿cuándo hacemos la fila  para ir al patio?, y yo respondo: “cuando terminen los otros amigos”, y,  a pesar de no superan los 5 años todos han ido aprendiendo a comer más rápido, a esperar con un poquitín de paciencia, a pedir ayuda, a hacerse amigos, a ver que estar juntos en el comedor es una pasada.

El segundo plato es el más fácil,  la mayoría de niños se lo comen estupendamente, con algunos hacemos excepción les damos también el postre y así van mezclando y terminan a tiempo de irnos a jugar.
En fechas especiales el postre es helado, profiteroles o chuches y normalmente fruta y yogurt.

 La comida de Carmen como se llama la cocinera está muy rica y los niños están satisfechos.

Solo nos queda de deber enseñarles el valor de la comida en comparación con los millones de niños que no la tienen y  a ser agradecidos por tenerlo todo de sobra.


Es un gran regalo que a las 12:30 pueda bajar cada día al -1 a realizar este  apostolado que la Congregación me da para vivir y compartir en esta realidad. 

viernes, 2 de febrero de 2018


Imagen relacionada

Día de la vida Consagrada.

Mis hermanas Hijas del Patrocinio de María son un tesoro que con su presencia en España, Venezuela y Colombia hacen que se vea reflejado el Amor de Dios por la humanidad, en número no superan las 100, pero en corazón sobrepasan el mil, cada una con su carisma personal aportan el toque de vida a las 12 comunidades que hay atentas y preparadas en la educación integral y cristiana de la niñez y la juventud.

Lo que más me gusta de caminar por esta senda de la vida Consagrada es saber que hago parte del Proyecto de Jesús de la mano de mi familia HPM, es agradable compartir en comunidad la llamada que nos une, el espíritu  que nos sostiene, guía  y mantiene vivas como Congregación.

Ahora que soy novicia veo la vida Consagrada como la opción que determinará los siguientes años de mi vida, estoy discerniendo mi vocación religiosa y la voluntad de Aquel que me llama,  me siento contenta de descubrir cada día la naturalidad y cotidianidad de las hermanas con las que comparto y el toque de Dios que se refleja en las acciones, decisiones y actuaciones de sus vidas.
 Hoy 2 de febrero día de la vida Consagrada doy gracias a Dios por cada una de las Hijas del Patrocinio,  por su testimonio y vida entregada al servicio de Dios y de los hermanos, y,  Pido especialmente por las hermanas que por esta fechas  están enfermas y con tratamientos para que Dios las conforte y alivie.


Las quiero Mucho y me siento feliz en mi noviciado.  

lunes, 15 de enero de 2018


Resultado de imagen de convivencias




Convivencia  de  novicios.



Crecimiento personal y maduración vocacional, así fue  el titulo de la convivencia a la que asistí este fin de semana en la escuela Regina Apostolorum, María del Carmen, es el nombre de la religiosa Carmelita de la Caridad Vedruna que nos guió durante toda la convivencia, estábamos reunidos cuarenta novicios de diferentes Congregaciones, edades y nacionalidades, toda una diversidad de experiencias y motivos de seguimiento al único Amor verdadero que nos une como hermanos.
Empezamos el viernes en la tarde con la presentación  de nuestro nombre y una pregunta que abrió paso al camino, ¿Qué hacia un novicio antes de elegir la vida religiosa?, una cuestión que nos recordó que no nacimos siendo novicios y que Dios llama en diferentes horas del día, las respuestas fueron variadas, algunos esperaban en casa, otros estudiaban en la universidad, unos trabajaban profesionalmente y otros de manera informal, el caso,  es que los novicios recibimos la llamada en lo cotidiano y por ello nuestro llamado es a vivir la vida cotidiana en seguimiento a Jesús comprometidos con el Reino y con el prójimo.
El sábado la temática giro en torno a la maduración como un proceso sin techo que requiere de mi parte, de mi esfuerzo y de mi trabajo sin meta, pero, con la alegría de vivir el camino.
La pauta de  María del Carmen fue sencilla, “lo importante de todo lo que os pueda  decir esta en cada uno determinarlo” y  para ello tomamos nota de aquello  que encendía  el corazón, conceptos nos dio muchos, ejemplos de la vida más, pero al final tenía razón, a mi me tocaron cosas que según mi experiencia de vida me ubicaron y me hicieron enterar en que parte del camino voy y me dieron la seguridad de que  es posible mejorar, y avanzar.
Me quedo con estas frases textuales:
“Soy persona, criatura con limites y no siempre acierto”, “El otro también”
“Es importante enterarme dónde estoy”
“Hablar en primera persona me hace más dueña de lo que digo”
“Un proceso de maduración y crecimiento requiere de mi intensión y mi trabajo”
“Todo lo que he podido hacer hasta ahora no lo he hecho sola”
“Sentir el miedo es necesario para salvar la vida”
“Atrevernos a soñar, a vivir aventuras, a dar paso a paso mas allá de lo rutinario”
“La vida es un continuo atreverse a soñar, a arriesgarse”, “Siempre hay una aventura nueva que vivir”.
El domingo termine con un semblante recargado de sentido, que bien me sentí al comunicar y ver que hay muchos otros que comparten experiencias interiores similares, fue una oportunidad muy enriquecedora porque me permitió  refrescarme, hacerme cercana y alumbrar el camino que voy comenzando.
El trabajo con el grupo fue dinámico, tuve  la oportunidad de medir mi  madurez, de compartir con otros mi  opinión, de equivocarme  y  hasta de reírme de mi misma.

domingo, 31 de diciembre de 2017

este es el ultimo día. 
Este es el último día del año 2017, hoy es un día ideal para repasar con la mirada y el pensamiento momentos que el año  me deja, son tantas las experiencias que he tenido la oportunidad de vivir, son muchas las gracias que tengo que dar, y, muchas las ilusiones que voy sembrando y llevando para el 2018.
La imagen puede contener: una persona, sonriendo, montaña, exterior y naturalezaLa imagen puede contener: una persona, primer planoLa imagen puede contener: una o varias personas, niño(a) y exteriorLa imagen puede contener: 10 personas, personas sonriendo, personas de pie e interiorLa imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo, personas sentadasLa imagen puede contener: 6 personas, personas sonriendo, personas de pie e interior

Lo primero que quiero buscar en este año es TU presencia Señor, en cada día de los 365 que me diste la fuerza, el aire y el amor de levantarme a vivir, soy consciente que algunos de estos días no los he aprovechado tanto como debiere, reconozco también que otros estuve ciega ante ti, y otros te viví sin condiciones. Desde la hora que suena mi alarma cada mañana hasta el momento en que apago la luz de mi habitación y cierro los ojos has estado ahí, cada segundo, unas veces en el aire, en el calor y también en el frió, otras en las personas que me rodean, en el metro, en la capilla, en el comedor…en  todo,solo que aveces no me doy cuenta de que estás ahí.




Desde el principio del año empecé con expectativas, ganas de comerme el mundo, pensando que la gasolina duraría para rato, conforme el tiempo iba avanzando y yo me esforzaba por dar mas y mas, me iba olvidando de tu presencia cotidiana y cercana, ¡pero!, siempre están esos pequeños toques de ternura que  me daban  un empujón  y me revivían, me nutrían  y me  sacaban  de la monotonía en la que peligrosamente iba cayendo. 


Los empujones,   me los dan esas  manos invisibles que están pendientes  aun cuando no lo supe,  me dieron  detalles, me corrigen con Amor y  con carácter, se  dan cuenta de todo lo que hago, como diaria yo no pierden ni media, me escriben  sin que les  escribas primero,  buscan siempre la forma de acompañarme en el camino de la  vida;  con Amor están en lo bueno y también en lo no tan bueno, son invisiblemente visibles.
Haz estado Señor en cuanto te he permitido, se que con paciencia me cuidas y velas por mis ilusiones, te importo, te siento, y, mi vida tiene muchísimo sentido desde que me hice consciente de ti.
Ha sido un buen año 2017 , me siento tranquila porque  vas con nosotros, que venga el 2018 que lo espero con nuevas ilusiones.







Quería dejaros estas tres  palabras que me salen del alma y de la imaginación respecto a una posible definición personal  de las Hijas del Patrocinio de Marìa, me las inspiro  una hada F.R.

Creo en hadas y princesas, en las de carne y hueso que comienza su día cada mañana cuando todavía es de noche, siempre son amables, acogedoras y dispuestas, algunas se les escucha toser una distancia antes de que lleguen, otras ponen sus toques secretos en páginas de Amor, las  sonrientes y curadoras van cantando por los parques de las dubas esperando atraer otras mujeres que crean en la magia del verdadero Amor, existen también las que guisan delicioso y con sus comidas nutren de alegría las manos unidas de princesas que dejan su vestido cada mañana en la percha para irse a vivir el mundo y la realidad de verdad.





lunes, 11 de diciembre de 2017

El belén más bonito.

Cuando tienes la oportunidad de ver varios belenes diferentes, te das cuenta que no existe un ideal de belén, esto es lo que me ha pasado, tuve la oportunidad,  esta semana pude contemplar belenes de varios países del mundo expuestos en un pequeño salón de la casa de los religiosos Combolonianos.
Encontré un maravilloso y exquisito mundo de  arte manual y  técnico, fue fascinante ver como un mismo tema puede dar para tanto, un punto común, María, José  y el niño, perdonadme que elogie tanto simples figuras, pero, es que verdaderamente me ha impresionado la heterogeneidad, cuando me detenía en uno podía imaginar toda una historia tras de él, una cultura que refleja su estilo y su ser, unas manos que molden, trenzan, pintan y decoran el Misterio.
Comparto estos que son los que más me llamaron la atención. 
Ven el nacimiento
con ojos de arte.
En este particularmente me detuve porque me parece tan de Perú, el rostro de las figuras, su forma de vestir y su expresión.

lunes, 4 de diciembre de 2017

El tiempo de Adviento.
Resultado de imagen de adviento
Siempre me pregunte porque el sacerdote cambiaba de color sus vestimentas, creía que dependía de su gusto y cuando iba a misa con mi familia veía la capilla con el altar  morado y solo podía  pensar en muerte y dolor.
Hoy segundo día de adviento y después de un primer domingo emotivo de celebración por nuestro fundador el P. Cosme,  puedo expresar con alegría que el adviento es uno de los tiempos más hermosos que la iglesia puede ofrecernos a los seguidores de Jesús, sus hermanos y amigos.
Plantearme la pregunta ¿qué es el adviento?,  desde un contexto actual me lleva a poner ejemplos muy de la vida, el otro día estaba en catequesis con niños de 10 y 12 años y quería ex ponerles lo significativo que puede ser el adviento si lo aprovechamos y vivimos con el corazón abierto, entonces les dije que el adviento era un tiempo de cuatro semanas muy similar al tiempo de vacaciones,  pero que en vez de disfrutar en casa, o pasear con los amigos, era un tiempo personal para limpiarse, barrer mi casa interior y después salir a compartir la dicha de estar limpio y reluciente para ofrecernos a los demás, creo que los niños les ha gustado saber que cuentan con los otros y que barrer la casa no es tan difícil,  solo requiere de un poco de ganas y deseos de encontrarse con Jesús.
También se me ocurre nuestra vida como comunidad, todos los sábados como hermanas limpiamos la casa en la que vivimos, cada una se ocupa de una parte, pero eso no quiere decir que nos hacemos ciegas a  dar y recibir manos, normalmente la limpieza dura toda la mañana, desde  que terminamos de desayunar hasta que dejemos la casa en condiciones y cuando eso pasa, descansamos, ponemos la mesa y llega la hora de volver a encontrarnos, aunque hemos estado juntas toda la mañana,  la hora de comer es una hora especial porque nos sentamos  con la tranquilidad de que es nuestro tiempo.

Me parece que el adviento es un tiempo muy familiar y cotidiano, y que todos de una u otra forma lo  hemos vivimos en la vida ordinaria sin mucho esfuerzo y conciencia, por eso es fantástico  que tengamos un mes la gran oportunidad de renovarnos, limpiarnos, barrernos, reconciliarnos y  lo más  importante es que cuando ÉL llegue seamos realmente hermanas y hermanos en ÉL.

viernes, 1 de diciembre de 2017



Los ejercicios Espirituales.

 Este fin de semana nos reunimos jóvenes y monitores con apellido HPM,  estuvimos durante tres días compartiendo y actualizando nuestra experiencia de Dios, fue una experiencia muy enriquecedora.
Personalmente aprendí a través de mis hermanos y hermanas  que mostrarme  como soy ante   un grupo humano tan rico y diverso abre puertas que no sabias que existían y te dan la libertad para soltar las alas y volar.
Me quedo con dos frases de las muchas que compartimos, "vale la pena encender una luz aunque sea pequeña" y " Aquí estoy Señor envíame..." 
Ambas frases nos acompañaron durante todo el tiempo como mantras que resuenan, fueron tantos los momentos  en que vimos encenderse luces en nuestros compañeros y en nosotros mismos, luces de valentía, de coraje, de renovación, de apertura, de  confianza; la o las luces que cada uno encendió  dieron un brillo a los de su rededor, indicando la luz verdadera, esa que  todos tenemos en común 
Jesús.


zEnvíame Jesús, envíanos Maestro, queremos que después de reconocerte en nuestra historia personal, de verte en nuestro árbol, en nuestra caja de corazón, en nuestra vida de cada día, nos envíes como a tus amigos, estamos dispuestos a decorar  el mundo con todo nuestro esfuerzo, no importa que en el bote no sea capaz de poner bien la imagen o que no tenga idea de como adornar la tapa, porque de tu mano estamos dispuestos a avanzar,  a caminar, quedamos llenos de ritmo, ritmo español, ritmo venezolano, colombiano, peruano  y hasta de rumania, todos con mucha actitud hemos querido  dar lo mejor de nosotros.
Los tres días se fueron en un plis plas, nuestro  tiempo tuvo tiempo para todo, hicimos oración, dinámicas..." este es el baile de la gallina"..., formación, manualidades, baile, renovación,  caminata, película, eucaristía, envió y lo mejor de todo hicimos amigos.
Me quedo muy agradecida con Dios por su presencia constante, en nuestros rostros llenos de ilusión se ha notado su paso, al despedirnos el domingo nos sabia a poco, pero estábamos muy contentos y agradecidos por haber tenido la gran oportunidad de ejercitarnos y encontrarnos con el Señor.


   


Apostolado en el comedor del Patrocinio. Justo a las 12:30 tomo mi bata blanca bordada con mi nombre y bajo al -1 de mi casa donde están...